sábado, 10 de octubre de 2009

La Candileja. Mitos y leyendas colombianos

Otra vez yo por aquí, ya casi terminando con los Mitos y leyendas colombianos. Hoy vengo con una historia que vamos a leer con mucha atención. Y como siempre, deliciosamente arrunchados entre papá y mamá. Bien... en sus marcas, listos... ya!

LA CANDILEJA

La candileja es una bola de fuego de tres hachones o luminarias, con brazos como tentáculos chisporroteantes de un rojo candela , que produce ruido de tiestos rotos. Persigue a borrachos, infieles y a padres de familia irresponsables y blandengues. Asusta también a los viajeros que transitan en horas avanzadas de la noche. Los abuelos y tatarabuelos, en hogares de familias numerosas, cuentan esta leyenda una y otra vez como escarmiento o lección moral a sus hijos y nietos.

Parece que tuvo su origen hace muchísimos años en que había una anciana que tenía dos nietos a quienes consentía demasiado, tolerándoles hasta las más extrañas ocurrencias, groserías y desenfrenos. Las infantiles ocurrencias llegaron hasta exigirle a la viejita que hiciera el papel de bestia de carga para ensillarla y luego montarla entre los dos; la abuela accedió en el acto para la felicidad de sus dos nietos, quienes anduvieron por toda la casa como sobre el más manso cuadrúpedo. Cuando murió la anciana, San Pedro la recriminó por la falta de rigidez en la educación de sus dos pimpollos y la condenó a purgar sus penas en este mundo entre tres llamaradas de candela que significan: el cuepro de la anciana y el de los dos nietos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada